El término riesgo considera diferentes definiciones conforme al empleo que se le quiera dar, así por ejemplo si consideramos lo expresado en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, encontramos que riesgo se define como: 

  1. Contingencia o proximidad de un daño
  2. Cada una de las contingencias que pueden ser objeto de un contrato de seguro. 

Sin embargo si nos remitimos a lo expresado en el Código de Comercio en su Art. 1054 encontramos que la definición sería,

“Denominase riesgo el suceso incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del tomador, del asegurado o del beneficiario, y cuya realización da origen a la obligación del asegurador. Los hechos ciertos, salvo la muerte, y los físicamente imposibles, no constituyen riesgos y son, por lo tanto, extraños al contrato de seguro. Tampoco constituye riesgo la incertidumbre subjetiva respecto de determinado hecho que haya tenido o no cumplimiento”

Aunque ambas definiciones consideran en esencia el concepto de riesgo, vale la pena mencionar que este término puede ser muy generoso en su uso, especialmente si hablamos del sector asegurador. Así, riesgo puede constituir también toda acción o decisión tomada cuyo resultado es impredecible e incierto, por que bien pudiese darse el caso de un resultado positivo o negativo, por ejemplo quien arriesga una suma de dinero en los juegos de azar, bien puede decirse que toma el riesgo de apostar sin embargo el resultado incierto del hecho puede dar lugar a que gane dinero, lo cual evidentemente es positivo o que por el contrario lo pueda perder constituyéndose en un resultado desfavorable.

Luego entonces se encuentra que el término tal y como lo mencionamos anteriormente es generoso para su uso, pero si el deseo es enmarcarlo o fijarlo podría decirse que el riesgo es la combinación de la probabilidad que se produzca un evento y sus consecuencias, generalmente asociadas con hechos negativos, pues tiende a confundirse el término riesgo con el término peligro asemejándolos cuando el segundo puede ser resultado de las acciones del primero.

Hay tratadistas que afirman que el riesgo es el resultado de combinar factores como la amenaza y la vulnerabilidad, entendiendo el primero como el fenómeno, sustancia, actividad humana o condición peligrosa que pueda ocasionar la muerte, lesión, impactos a la salud, al igual que daños a la propiedad, la pérdida de medios de sustento, de servicios, trastornos sociales y económicos, o daños ambientales; la amenaza se determina en función de la frecuencia. El otro elemento es la vulnerabilidad que son las características y circunstancias de una comunidad, sistema o bien que los hacen susceptibles a los efectos dañinos de una amenaza. La vulnerabilidad está conformada por elementos como el grado de exposición, la susceptibilidad y la resiliencia.

FACEBOOK-ATTEP

Ahora bien considerando lo anterior y conforme a lo expresado, se puede afirmar que el RIESGO en el sector asegurador, acepta o recibe de acepciones, una es aquella cuando se refiere al riesgo como el bien objeto de cobertura o aseguramiento y la segunda tiene que ver con el hecho cuando se define el riesgo como el evento contra el cual se brinda la cobertura correspondiente en un momento dado.

Fernando Yate López

Gerente Attep Seguros LTDA
gerencia@attepseguros.com.co
Fernando Yate López

Latest posts by Fernando Yate López (see all)

2019-03-19T23:02:33+00:00